“OIL PULLING”, LA RECETA DETOX MILAGRO

“OIL PULLING”, LA RECETA DETOX MILAGRO

Has oído hablar de “Oil Pulling”? No me extrañaría mucho que sí…puesto que cada vez se habla más de la terapia y sus aficionados se pueden encontrar en casi cada rincón del mundo! Por mi parte, hace más de un año que estoy siguiendo diariamente esta práctica ayurvédica y estoy tan encantada que no podía tardar más en compartir con vosotros sus beneficios maravillosos. Bueno, por lo menos a los que no se han enterado todavía!

El “Oil Pulling” es un antiguo método ayurvédico que consiste en enjuagarse con aceite vegetal para mejorar nuestra higiene bucodental mientras que desintoxicamos nuestro organismo.

Se considera como terapia complementaria, es decir que se puede utilizar conjuntamente con la medicina convencional. Su práctica es muy sencilla y permite brindar resultados notables para la salud. Más específicamente, consigue mejorar la higiene bucodental, la cual está en relación directa con la flora intestinal, favoreciendo así la prevención y la curación de una serie de condiciones y enfermedades que podemos padecer.

Tiempo atrás, la medicina ayurvédica descubrió que lavar la boca con aceite vegetal no sólo la limpiaba sino que también restablecía la salud del cuerpo: el aceite vegetal con la producción de saliva atraen los gérmenes, disuelven las bacterias y eliminan las toxinas y los parásitos que viven en nuestra boca y sistema linfático. La técnica era tan sencilla que cayó casi en el olvido hasta que un médico, el Doctor F. Karach, utilizándola con éxito en su práctica médica, la sacó de la oscuridad.

Presentó la terapia “Oil Pulling” en 1990 durante un seminario en Ukrania, frente a un grupo de oncólogos y bacteriólogos. En pocas líneas, se puede resumir así sus principios: al ser entradas directas al torrente sanguíneo, las encías pueden ser bloqueadas por todos los alimentos que consumimos a diario. La limpieza oral gracias al aceite vegetal permite eliminar las toxinas de los dientes y encías (sin dañarlas) incluso toxinas de otras partes del cuerpo, dejando que la naturaleza siga su camino para lograr la curación. El aceite vegetal actúa como un verdadero desintoxicador, consiguiendo liberar el cuerpo de bacterias.

Así la práctica se abrió camino en el mundo occidental y hoy en día se utiliza con éxito cada vez más.

PRINCIPALES BENEFICIOS DEL TRATAMIENTO:

◊ Incrementa radicalmente la salud oral: elimina las placas bacterianas y previene las caries, la gingivitis así como el sangrado de las encías, fortaleciéndolas; elimina el mal aliento; remineraliza y blanquea los dientes.

◊ Mejora el aspecto del cutis, que se despeja de forma espectacular, brindando mucha luminosidad.

Ayuda a aliviar asma, psoriasis, eczema y acné.

Decongestiona los senos nasales y afloja la mucovisidad de las vías respiratorias, aliviando la congestión pulmonar.

Alivia dolores de cabeza y migrañas.

Favorece el sueño

Coconut oil

LA TÉCNICA, EN 3 PASOS:

El tratamiento debe realizarse diariamente y por lo menos una vez al día. Si quieres acelerar el proceso de curación, puedes repetir el tratamiento 3 veces al día, pero siempre 4 horas después de la última comida.

1. Al despertar por la mañana, con el estómago vacío, vierte una cucharada de aceite de coco virgen bio de primera presión en frío en la boca. También se puede usar aceite de sésamo, de girasol o de oliva, pero siempre que sean de muy buena calidad. Os recomiendo preferiblemente el Aceite de Coco por su savor más suave y sobre todo por sus numerosos beneficios que ofrece: contiene, entre otras, propiedades antibacterianas, anti-inflamatorias y antifúngicas que ayudan específicamente en la área de la salud bucal.

2. Pasa el aceite de coco por tu boca. Muévelo con la ayuda de la lengua a lo largo de los dientes, sobre las encías y al rededor de toda la boca, sin tragarlo, agitándolo durante 15-20 minutos. Procura no inclinar la cabeza atrás haciendo gárgaras para no tragar el aceite ya mezclado con toxinas! Recuerda que si estás en un lugar donde hace frío, el aceite de coco se vuelve sólido a menos de 25ºC y por consecuencia, se derretirá en la boca en unos segundos.

3. Pasados los 20 minutos, escupe el aceite y enjuaga tu boca con un poco de agua tibia.  Luego, cepíllate bien los dientes.

Puede resultar que al principio, te cueste guardar el aceite en tu boca durante 20 minutos. No pasa nada. Si te resulta insoportable, escúpelo y vuelve a repetir el proceso con otra cucharada de aceite de coco, hasta que llegues a los 20 minutos para beneficiarte lo más posible del tratamiento. Verás que poco a poco, te acostumbrarás y aún más, lo disfrutarás a tope: un método sencillo, barato y muy eficaz!

Happy Oil Pulling y feliz Navidad!

Sin Comentarios

Dejar un Comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.